Ningunismo: El Heredero de la Magia (VII)

   Antiguamente, los magos eran anti cristianos. Hoy son anti consumo.
   El Ningunista es una mezcla de héroe y mago, que busca ayudar a los que quieren desarrollarse, para lograr su objetivo.
   Cuando uno es chico y tiene pensamiento mágico super desarrollado (control freak) y eso se rompe al interactuar socialmente, éstos se transforman en anomalías que son una amenaza al sistema estático del motor de la evolución. Esos pensamientos van hacia otro lado y buscan algo nuevo para traer consigo: héroes, magos.
   “La poesía es el vocablo virgen de todo prejuicio: el verbo creado y creador, la palabra recién nacida. Ella se desarrolla en el alba primera del mundo. Su precisión no consiste en dominar las cosas, sino en no alejarse del alba”. Este texto de Vicente Huidobro nos interesa, porque se trata de la fuente teórica donde se relaciona el lenguaje, con todo este asunto de la negación cultural.


   Las palabras son como burbujas de jabón que viajan por el éter, buscando que el hombre le dé significado. Si no estuviéramos nosotros, las palabras hubieran muerto de anemia.
   Más allá de su empleo en la nominación o el significado gramatical, hay una significación mágica, que es la que ahora nos interesa. Recuperar el significado mágico de cada palabra, es como volver al origen de la humanidad, al jardín de infantes del hombre primitivo, donde la analogía escondía el poder de las diferencias.
   Octavio Paz, lo explica así: “La analogía es la ciencia de las correspondencias. Sólo que es una ciencia que no vive, sino gracias a las diferencias: precisamente porque esto no es aquello… El puente no suprime la distancia: es una mediación; tampoco anula las diferencias: establece una relación entre términos distintos.”
  
   El Ningunismo carece de una línea de pensamiento estática, proponiendo en su lugar, partir de ideas sin estructuras y sin condicionantes externos que no se deben identificar con ideologías, ni siquiera como un paso previo a la misma.
   A los ojos de este movimiento, la ideología está asociada a la rigidez, frialdad, conceptos estáticos y moldes de conducta que justifican cualquier acto para lograr metas e imponer una forma de decodificar el mundo, sobre otra igualmente subjetiva. Por eso el Ningunismo está formulado en formato de Tesis, dejando lugar al despertar de la duda y a la revisión continua, adquiriendo así, una extraña y seductora naturaleza dinámica, casi afín a la poesía.
   Debido a su mutable conjunto de contenidos teóricos y prácticos no puede, quiere, ni debe, ser asociado ni a una secta, ni grupo de amigos, ni tribu urbana, ni masonería improvisada, ni fan club, ni grupo de protesta revolucionario, menos a un grupo de psicopáticos. Cualquiera de estas definiciones, deviene de que al entrar en el discurso social, cualquier asociación de personas cuya finalidad sea vista como una amenaza para la Ilusión de totalidad y su monopolio del significado, es asociada de forma automática a alguna categoría específicamente seleccionada para asustar a la gente o confundirla.
   Evadiendo la norma, develando mentes, creando leyenda a nuestro paso y esparciéndola como un virus, la analogía ningunista, simplemente, nos hace herederos de la magia.

Roy Khalidbhan

No Responses to “Ningunismo: El Heredero de la Magia (VII)”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: