El Legado de Icaro: Capitulo 1 (IV)

La esencia trascendental de las grandes religiones tiene por núcleo la noción de advaita o advaiya (no dualidad) lo que significa que la realidad no es una ni muchas, ni permanece dinámica, ni separada, ni unificada, ni pluralista, ni holística. Está enteramente por encima y antes de cualquier forma de elaboración conceptual. Es estrictamente incalificable. Si se quiere examinar resulta que se debe apelar a afirmaciones paradójicas. Así que es verdad que la realidad es una, pero también que es muchas, es trascendente pero también inmanente, es anterior al mundo, pero no ajena a él y así sucesivamente.
Lo absoluto, al ser omnipenetrante y omninclusivo no es ajeno a ningun fenómeno y por consiguiente no podía ser detectado por ninguna clase de instrumento ni darse en ninguna clase de ecuación.

El Ningunismo, lo absoluto, no puede caracterizarse o calificarse porque no se pone aparte o es diferente de ninguna cosa y por eso no puede describirse como cosa o acontecimiento entre otros. Es Nirguna o sin atributos o Shunya, falto de caracterización. Como no hay ningún lugar fuera de lo absoluto, no hay ningún lugar que optar al describirlo. Si se pudiera salir dejaría de ser absoluto.

Esta es la doctrina de Tathata, o semejanza, Eckhart lo llamaba eidad de cada cosa, acontecimiento, los taoistas lo llaman tzu-yan. La ipseidad de cada objeto está próximo al significado del dharma budista y el sahaj vedanta. En cualquier caso esta doctrina sumada a la de advaita o no dualidad y shunyata o incalificabilidad son el punto de partida.

La idea consiste en que cuando la mente intenta razonar sobre lo absoluto genera necesariamente paradojas. Cuando la razón opera de este modo lo llamamos paradójico.

El tao cambia constantemente, expresa que nada es permanente, que todo cambia. Es una auto contradicción por que afirma que todo cambia excepto el hecho de que todo cambia, lo que por tanto seria un hecho permanente.

Intentar hacer una manifestación sobre la realidad es como una mano que intenta agarrarse a si misma o una lengua que intenta sentirse el gusto a si misma. Se acaba en un regreso infinito o en una contradicción flagrante.

Pages: 1 2 3 4

No Responses to “El Legado de Icaro: Capitulo 1 (IV)”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: