Curriculum

Lic. RODRIGO MARTIN SIERRA

(ROY KALIDBAHN)
7-05-81 – 16-12-06 

   Nació en Buenos Aires, cursó estudios en la Universidad de Palermo (2003-2006), terminando la defensa de su Tesis profesional en el mes de junio del 2006, logrando así el título de Licenciado en Relaciones Públicas, con promedio general de 8.75-  Previo a esto, entre los años 2000 y 2003 obtuvo el título de Técnico Superior en Organización de Eventos y Ceremonial Empresario en el Ateneo de Estudios Terciarios, de donde egresó como abanderado, por haber obtenido el mejor promedio de las cuatro carreras de ese Instituto. 

   Autodidacta, dedicado al estudio del pensamiento universal, ofreció charlas y seminarios sobre Filosofía aplicada, Negociación y Persuasión Comunicacional. Especializado en Diseño y Modelos de comunicación, fue profesor titular del Ateneo de Estudios Terciarios y profesor Adjunto en la Universidad de Palermo. 

  Católico práctico de origen y por convicción, fue un incansable buscador de la Verdad. Buceó en todas las disciplinas que se cruzaron a su mente ávida: teología, control mental, hipnotismo, esoterismo, neurociencia, campos de resonancia morfogenética, filosofía antigua y moderna, y mucho más… Para Roy, ese fue el camino para encontrar una respuesta frente a la apatía y el consumismo que afecta la generación posmoderna.  “Cultura con soltura” fue su lema, y desde la investigación intelectual, quiso saber “cómo y de qué manera” la dictadura del relativismo afecta la mente de las personas. Desde allí, elaboró su Tesis 222 que dio origen al NIGUNISMO, como “método de libertad” dirigido a todos los “marginales” del Nuevo Orden Mundial. 

   Su Tesis 222 sufrió más de 20 reformulaciones. Estaba en la búsqueda y sobre sus últimos tiempos, había encontrado una “nueva fórmula ningunista” que empezamos a publicar en esta página. 

   Su logro fue, justamente, descubrir los nuevos marginales de nuestro tiempo, grupo que reúne personas de diferentes tendencias religiosas y filosóficas, de variados estándar socio económico, de culturas y razas diferentes, pero con el común denominador de sentirse impedidos a Ser, conforme a sus propias posibilidades particulares. “Hay que volver al estado anterior al contagio”- dijo – “hay que lograr ser como niños”- 

   Su memoria quedará viva en cientos de jóvenes que recibieron su ayuda generosa a condición de “Olvidar el favor y no decirlo a nadie”, secreto absolutamente reservado y que develaron sus amigos, recién después de su muerte.

%d bloggers like this: